subscribe: Posts | Comments

¿Existe o no el virus del SIDA?

13 comments
¿Existe o no el virus del SIDA?

Se ha puesto de moda una forma de charlatanería seudocientífica que consiste en negar algunos hechos muy bien establecidos y aceptados por la comunidad científica, o bien por la cultura contemporánea. Así, hay quienes niegan la realidad el alunizaje de los astronautas estadounidenses en 1969 y 1970, o bien el fenómeno del calentamiento global que nos afecta. También hay quienes niegan la realidad del holocausto cometido por los nazis en la Segunda Guerra Mundial. Pero de igual manera afecta este tipo de superchería en cuestiones vitales de la salud humana, como es el caso de quienes niegan que exista el virus de la inmunodeficiencia humana (vih).

Recientemente, la opinión pública en México ha sido otra vez sujeta a una campaña de desinformación concerniente a la grave pandemia del síndrome de inmunodeficiencia adquirida (sida). En varias emisiones del programa de Ricardo Rocha Reporte 13, transmitidas en diciembre pasado por TV Azteca, se dio a conocer el libro Sida y agentes estresantes, de Roberto Giraldo, en el cual se afirma que el citado virus no existe o bien que no es agente causal del sida.

Esta versión fue prontamente refutada por doctores del Centro de Investigación en  Enfermedades Infecciosas del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias, encabezados por Gustavo Reyes Terán.1

La divulgación de falsedades sobre el sida ha sido un buen negocio para comunicadores sensacionalistas e irresponsables en todo el mundo, que impulsan el  movimiento de los autodenominados disidentes del sida, quienes sostienen que no es el vih el causante de la enfermedad. Esta tendencia se asocia muchas veces con movimientos esotéricos o bien con corrientes ultraderechistas religiosas y  moralistas que afirman que el sida es efecto de la vida disipada y abuso de drogas.

El mal que pueden hacer los disidentes del sida y sus seguidores está muy claro, ya que extender la creencia de que el vih no está en el origen del sida implica animar a la gente a relajar las medidas de protección que tan eficaces han sido a la hora de poner freno a la pandemia. ¿Para qué usar condones para evitar la transmisión sexual del vih si éste no está detrás del sida?, ¿para qué buscar el virus en la sangre a transfundir? Parecía que esta disidencia era ya algo del pasado, algo digno hoy sólo de grupos marginales; pero resulta que no. Ha reaparecido hoy alimentada de creencias místicas, de un fanatismo religioso que supone que la enfermedad es un castigo divino o bien que está impulsada por el simple oportunismo de algunos ignorantes.

Se repiten en torno al sida una serie de disparates, como es el hecho de que invariablemente se confunde el portar el virus con estar enfermo de sida. No tendría sentido ser seropositvo de un virus que no existe.

Haber sido infectado por el vih no es lo mismo que sufrir el sida. De hecho, pueden pasar años desde que alguien resulta contagiado hasta que padece la enfermedad y cabe la posibilidad de que ésta nunca se declare, si el paciente vive en un país civilizado y toma la medicación prescrita por los médicos y no por los disidentes u otros charlatanes. La llamada prueba del sida no mide, como se ha llegado a afirmar, si existe algún tipo de enfermedad, sino si el vih está o no en el cuerpo del paciente, algo que desata la presencia de antígenos que son los que se detectan en el examen.

Si la prueba detecta el virus, el paciente es entonces seropositivo y podría llegar a desarrollar el sida; si no, no tiene que preocuparse, en lo que a esta enfermedad se refiere. Se afirma con insistencia que no existe ninguna foto alguna  del vih, pero eso es falso, una búsqueda sencilla en Internet basta para desmentir este aserto.2 El virus del sida se fotografió por primera vez en 1985 y existen muchas imágenes de él. Hay una descripción completa de su genoma  y características.

Las insensateces sobre el sida que alimentan los autores de libros como el mencionado y otros similares, y que antes han propalado otros vendedores de misterios, pueden hacer que mucha gente baje la guardia ante el virus por creerse esa patraña de que el sida no está causado por el vih, una versión que causa ya muchos muertes en África puesto que grandes sectores dejan de practicar sexo seguro. Si fuera cierto que el sida no es causado por el virus quedaría determinar, de manera indiscutible, entonces qué es lo que lo causa, No existen los artículos científicos que demuestren que miles de investigadores de todo el mundo están hoy confundidos y que lo que ven en el laboratorio es mentira, ¿cómo explican los disidentes que el vih no cause el sida, aunque los fármacos diseñados para frenar el virus sí impiden, por otro lado, que se desate la enfermedad?

Existe además el terrible drama bien documentado de centenares de enfermeros, laboratoristas y médicos que se han contagiado del virus, por clavarse accidentalmente con agujas infectadas o por recibir sangre derramada en algunas heridas o en los ojos. Así un caso célebre es el de una enfermera de Utica, NY, quien recibió una indemnización de 5.4 millones de dólares por haber sido infectada por un recluso que le clavó una jeringa durante un motín en una cárcel de esa localidad.

Referencias

1) Critican Investigadores programas sobre sida en TV Azteca. La Jornada, 9 de enero de 2007.
2) Imágenes en  http://www.avert.org/photos.htm
3) Véase  http://colombiamedica.univalle.edu.co/Vol35No2/cm35n2a9.htm
4) Infected Nurse Wins $5.4 Million From New York State in AIDS Suit. by sam howe verhovek, New York Times, Jul. 15, 1992.

  1. Es bien triste que siendo precisamente ecepticos crean la mentira de que un retrovirus es causante del SIDA es uno de los fraudes mas grandes de la historia cientifica como fue la “tribu de los Tasaday” que fue valorada y aplaudida por muchos circulos de cientificos en el mundo hasta que se supo del fraude. Lean esto que acontinuacion pongo:
    Carta abierta de Luc Montagnier a la Fundación Nobel

    Traducción: Jesús García Blanca*.

    [email protected]

    6 de octubre de 2008.

    Apreciados señores:

    Acabamos de enterarnos de que esa institución ha decidido concedernos la mitad del Premio Nobel de Medicina 2008 a la Dra. Françoise Barré-Sinoussi y a mí “por el descubrimiento del virus de inmunodeficiencia humana”[1].

    Ante todo, queremos trasladarles nuestro agradecimiento por el honor que nos hacen y decirles que entendemos este galardón como un intento por parte de la Fundación de contribuir a la lucha contra una de las más graves pesadillas de nuestro tiempo: el SIDA. No obstante, en nombre de la Dra. Barré-Sinoussi y en el mío propio debo comunicarles que no vamos a aceptar el premio por las razones que paso a exponerles.

    En 1983, el equipo que yo lideraba en el Instituto Pasteur realizó efectivamente los experimentos a los que ustedes se refieren en su nota de prensa[2], en los cuales detectamos determinadas partículas y actividad de Retrotranscriptasa.

    Llevados por nuestro entusiasmo, por el afán de hacer una contribución esperanzadora a tantos enfermos y –debo confesar ahora- por nuestros prejuicios profesionales como Virólogos, quizá nos precipitamos al atribuir esos dos indicios a la actividad de un retrovirus.

    No tuvimos en cuenta que desde 1972 se sabe que la Retrotranscriptasa es una enzima que aparece habitualmente en determinados procesos de células normales[3], por ejemplo si se ven sometidas a situación de stress; y esas eran precisamente las condiciones que nosotros habíamos creado en nuestro laboratorio[4].

    En cuanto a las partículas, es probable que en realidad observáramos “vesículas de transporte”. Existe suficiente literatura científica que documenta la presencia de estas partículas en procesos celulares relacionados también con el stress. Los trabajos de los equipos de Gluschankof y Bess publicados en 1997 confirmaron de alguna manera nuestra distracción. En efecto, lo que obtuvieron los dos equipos tratando de purificar VIH no fueron retrovirus, sino vesículas celulares humanas[5].

    Permítanme señalar en nuestro descargo que cerrábamos nuestro artículo publicado en la revista Science en mayo de 1983 diciendo: “el papel de este virus en la etiología del SIDA queda por determinar”[6]. Hasta donde sabemos, el reto continúa pendiente. En este sentido, yo mismo he venido apuntando desde 1992[7] la posibilidad de que el stress oxidativo u otros factores podrían incidir en el desarrollo de la enfermedad[8].

    De hecho, tanto Robert Gallo como yo mismo realizamos entre 1985 y 1991 una serie de experimentos de los que se desprendía que el VIH por si mismo no destruye las células T4, que el VIH sumado a agentes oxidantes sí destruye los T4, y que los agentes oxidantes sin el VIH destruyen asimismo los T4. Sin embargo, por una u otra razón, no llegamos a sistematizar estos hallazgos y obtener conclusiones definitivas[9].

    Es muy posible que el desagradable affaire del Dr. Gallo y las complejas consecuencias que tuvo, junto con las presiones de alto nivel político y económico que suscitaron, fueran determinantes a la hora de mantener una causa vírica más allá de lo científicamente recomendable.

    No obstante, en 1997, en una entrevista[10] que concedí al periodista francés Djamel Tahí en el Instituto Pasteur, expliqué que “el análisis de las proteínas del virus requiere producción masiva y purificación”. Y reconocí que no habíamos purificado. Ante la insistencia del periodista en precisar nuestros trabajos de 1983, le dije: “Repito, no purificamos”. Y le expliqué que no habíamos publicado microfotografías electrónicas del VIH, porque “incluso después de un esfuerzo de romanos” no habíamos podido ver partículas con “morfología de retrovirus”.

    La más elemental ética científica nos impide por tanto aceptar el honor que nos hacen. No obstante, y con el fin de mantener el propósito que entendemos los llevó a tomar esta decisión, es decir, contribuir a la lucha contra un terrible problema de salud, nos permitimos sugerirle que concedan el premio a todos aquellos científicos, médicos, abogados, periodistas y activistas en general que vienen planteando alternativas críticas al problema[11], y que la parte económica la destinen a sufragar estudios clínicos con los tratamientos que de estas alternativas se derivan.

    Sin otro particular, reciban un cordial saludo.

    —–

    La realidad es lo que es aunque media humanidad no crea en ella.

    Ahora bien el mas grande critico de la teoria de que el VIH no es causante del SIDA es el VIROLOGO de reputacion mundial no lo dise cualquier persona incluido los creadores de esta pagina, no son cientificos facilmente los engañaria “la publicidad del VIH”
    http://es.wikipedia.org/wiki/Peter_Duesberg

    dice lo siguiente:” puede que el virus del VIH exista pero no es causante del SIDA.”(Peter_Duesberg)
    De hecho los llamados antiretrovirales los mediamentos que se dicen combaten la infeccion del SIDA son super toxicos y pueden pos si mismos destruir el sistema inmune. Se los dejo de tarea, recueden que la verdad por si misma se hace valida y quedaran muy mal parados muchos “escépticos”
    consulten esta pagina y luego saque sus conclusiones
    http://www.monarcasmexico.org/.

    • Mensiona Robert (agosto 30, 2010):

      «[…] la verdad por si misma se hace valida y quedarán muy mal parados muchos “escépticos”»

      Ojala la verdad por si misma se hiciese valida, nos ahorraría tener que estar investigando, aunque nos quitaría el placer de descubrir verdades en base a la evidencia, que es lo que busca todo investigador serio.

      El escéptico fundamentalmente lo que quiere ver es evidencia y hechos que nos hagan suponer que posibilidades tienen algo de ser cierto o no, así cualquier evidencia que arrojen nuevas investigaciones sobre el fenómeno VIH/SIDA, en tanto se trate de demostraciones certeras confirmadas, cualquiera que sean los resultados y nuevos datos, lo que sea que arroje una investigación científica nunca podría pues dejar mal parado al escéptico.

  2. Todo esto es muy raro, si no se muere la gente de SIDA entonces de que se esta ¿muriendo?, Y no creo que replantee la comunidad cientifica una nueva investigacion del SIDA, yo trabajo en asuntos de farmacia y estos retrovirales si que dan buena ganacia de dinero, lo interezante del caso, es que ni los mismos medicos, saben que tratamiento debe llevar una persona VIH,ES MAS NO SABEN SI EXISTE O NO, no saben a que se enfrentan, esto del SIDA debe de terminar en algo, o este virus de verdad puede mutar y manifestarse tal como es o vamos a pasarnos 30 años mas buscando al virus.
    TU JOVEN QUE LECTURAS ESTA PAGINA, protejete si no conoces a tu pareja coital, cuida tu salud, valora mucho tu estado actual de salud, si existe o no este virus, mejor no averiguarlo y tomar conciencia de que la gente se esta muriendo de algo que no se sabe que es. cuidense mucho y confiar en DIOS.

  3. amm yo siempre pense q el sida exitia!
    pero ahora que veo todo lo que se gana
    diciendo que existe esa enfermedad creo que solo es un invento para tener dinero casi igual como los obistos!”
    ganan demaciado dinero enganiendo a la gente!

  4. jaun carlos says:

    Gran negocio!! es como si el papa de pronto les dijera a todos sus fieles…Dios no existe!!eso es lo que han hecho d un falso viruz…un gran negocio!!la inmudeficiencia humana no viene en presentacion de viruz!! leer los argumentos Stefan Lanka.y aqui unas cifras significativas.
    primera causa de muertes en mex…enfermedades cardiovasculares,segunda causa de muertes en mujeres,cancer cervicouterino,provocado por un viruz real,del cual se tiene un aislamiento real..es decir..tu y yo lo podemos encontrar en cualquier compendio medico informativo.La tercera causa de muerte en mexico son otros tipos de cancer ,y los muertos del supuesto viruz vih?…aun que son cifras infladas por supuestos infectados que supuestamente no se saben portadores…recuerda..la inmunodeficiencia humana existe desde antes de que inventaran EL MITONEGOCIO.No lo olvides, Stefan Lanka,leelo un poco y saca tus conclusiones.

  5. Tony Maciza says:

    A toda esa gente que afirma que el SIDA no existe la exhorto a que se inyecten sangre “infectada”.

    digo para que prueben por si mismos si realmente se van morir por causa de la enfermedad que dicen negar.

    La ciencia requiere experimentacion para probar sus teorias; pues bueno que esperan mis estimados corran por su inyeccion y demuestren que tienen la razon.

    • soy medico virologo y te puedo asegurar que nadie vio nunca las fotos,estos sitios no son cientificos ni amparados por ninguna organizacion reconocida

      • Soy vih positivo, pase de positivo a sida, estuve a punto de morir, los antiretrovirales salvaron mi vida, si no existe, reto a cualquiera a que se inyecte con mi sangre y muestre lo que dice, por favor, dejen de insultarnos con estas teorias de que no existe este virus.

        • Sabes por q es, porque hoy en dia los retrovirales no los hacen tan toxicos como en la decada de los 80 y 90, tienes supuestamente el virus y no te informas esta mal eso amigo informate.

  6. hola, yo estoy infectada del vhi.

  7. Ese virus es un negocio un invento de control sobre la poblacion mundial, Magic Jhonson “contrajo SIDA” hace mucho tiempo cuando no habia ni siquiera tratamientos eficaces contra esta “enfermedad” y por ahi esta vivito y coleando y en perfecto estado de salud, sera que en verdad es Magico pues. No existe jamas ha existido, y te mata es la droga que se supone debe combatirlo y obviamente la psiquis de creer tener tan mortal enfermedad.

  8. Acaban de publicar un estudio que dice que la leche materna no transmite el virus es mas dicen que protege de el a los bebes que la toman . No decían que esa era una causa de contagio cafa vez esto es mas raro y crea mas dudas en que y a quien creer

Leave a Reply